“Arrancamos”

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 216. (Pedacitos en los cuales piqué el cordero)

Y se nos fue nomás.
Igual nunca creímos eso que se iba a quedar por más tiempo, no no.
El ´18 partió rumbo a lo desconocido, a otra dimensión, a la papelera de años usados.
Y fue estrujado, lo hicimos carozo, añicos, se fue adolorido.
¿Usté sabía Doña Eutanasia Calamidá que el 18 en la jerga quinielera es la sangre?
Bue, a tal año lo desangramos entonces. De cualquier manera, terminamos sonriendo. ¡Claro que sí!
Si uno hace un balance, me caigo. No tengo estabilidad, me “desbalanceo” muy fácilmente… creo que ha de ser por mi barriga prominente, que me hace peso pa delante, aunque ahora que lo pienso, mi “traserito” hace sobrepeso pa atrás, así que ahí tendría que haber cierto equilibrio.
Ya lo dijo un viejo sabio: “dadme un punto de apoyo y me tomaré otro vino”. Sé, mi abuelo decía eso. Era sabio sí. Y culminé el año sonriéndole a la vida, cómo no. No pude comerme las clásicas 12 uvas rojas, eran las uvas o la chela, así que en vez de 12 uvas rojas, compré 24 cervecitas de las chicas, igual me quedé corto. Terminamos atendiendo un “Juan Caminador” que justo pasaba por allí.
Dicen que hay que comer lentejas a fin de año, porque aseguran buena suerte… bue, yo comí chorizos y cordero frío, ¿sirve? No sé si suerte, hinchazón y gases traen seguro ambas cosas; y diga que no le encajé picante, que sino además de todo traían hemorroides también.
Otra de las tradiciones que se realizan por éstas fechas, pa todo aquel que guste viajar, dicen, que hay que correr con valijas en mano, los últimos 12 segundos del año que se va, eso augura un año que viene propicio pa salir a dar alguna vueltita por ahí.

Dígame una cosa Vecina, ¿usted me ve con el estado atlético correspondiente como pa salir a trotar con 12 valijas arriba y justo 12 segundos antes de las 12, teniendo en cuenta que empecé a brindar a las 6 de la tarde? Propicio pa un viaje si hago eso sí, ¡un viaje al más allá! Me da un ataque cardíaco a la primera de cambio nomás. Además hay algo que me traigo conmigo del año pasado, y que de seguro me va a acompañar durante todo el año que viene… mi situación financiera.
Teniendo en cuenta la misma, al único lado que podría viajar sería en mi imaginación. Armo la piscina de las gurisas en el fondo, meto las patas, cierro los ojos y vuelo en la mayonesa creyendo que toy en el Caribe, rodado de “caribeñas”, vuelvo a abrirlos y veo que toy rodeado de las 3 gatas rompe huevos de siempre, más “Mostaza” nuestra perra y ahora “Piltrafa” una perra chica que la “Gorda” rescató anoche de la calle… lo que me faltaba! Pusimos sucursal de “SOS Canino” ahora también.
Le encajó un baño y le dio de comer, la pobre “Mostaza” la miraba de reojo como diciendo: “¿ah mira? ¡Tengo que perderme pa que me den de comer y me bañen eh!”.
De la tradición que intenté convencer a mi pareja que hiciera, fue la de barrer a las 12 y tirar un balde de agua, con algún trapo y un poco de “Fabuloso”… tampoco tenía que ser a las 12, a cualquier hora podía ser y cualquier día eh! Pero no hubo caso.
Seguimos cerrando las puertas de los cuartos pa que no sea vea mucho el relajo. Dicen que pa atraer el amor, tiene que usar ropa de color amarillo u rojo, porque esos colores atraen más a Cupido; en mi caso soy tan dichoso de tener a mi “gordita” que si le digo que arranqué el 2019 directamente sin ropa interior… es que había mucha gente, un baño sólo, cerveza más agua, no quería hacer en el patio porque había mucha gurisada, ergo, se me escapó un chorrito, y ta, me saqué el bóxer y me quedé con la bermuda nomás.
Además hacía calor, comencé “libre” el año entrante. Y sonriendo, porque tengo mis bendiciones. No hay que desear “feliz año”, no. Hay que desear tener la fuerza, la insistencia, la determinación, rodeado de familia y gente que te quiere, para lograr, en base a tu esfuerzo y dedicación, que sea un “feliz año”. Ya lo dice mi vieja amiga “Patricia”: lo que importa es lo de adentro.
Salú!
Emilio “Pelado” Machado.
@postedehumor

Related posts

Leave a Comment