“De nombres y otras yerbas”

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 273. (Precio del asado con la baja)

A ver Vecina, usté que sabe los kilos de de todo un poco, usté que tiene un magister en “detodología”, nadie más que usté me puede ayudar.
Vio que el beneplácito Presidente entrante don Luis Alberto Alejandro Aparicio… ¿Qué? No sabía que el Cuzquito (por más que no te guste Rodolfo, lo voy a seguir llamando así), no sabía que tiene 4 nombres?
Ahhh si si.
Es raro, porque cuando uno tiene más de 1 nombre por lo general usa uno sólo, yo me llamo Carlos Emilio y me dicen… Pelado, por lo general Emilio, por trámites legales y cuando me atraso alguna cuota me llaman Carlos… mi madre cuando era gurí y se calentaba conmigo me decía Carlos; hoy en día me manda wasap, se pasa la Vieja!
Ta, pero eso es otra cosa. Capaz que es orden natural del universo, usar la mitad de los nombres, el gurí tiene cuatro, lo nombran sólo con los dos primeros.
El Luis Alberto obvio que es por el padre, haciendo uso y abuso de esa metodología que poseen algunas familias de encajarle el nombre del padre a los gurises y así continuar y perpetuar la especie, que sé yo!
Quizá sea linaje o quizá sea falta de creatividad a la hora de elegir nombres también no?. De cualquier forma, hoy en día, a raíz de la aparición de servicios buscadores, como que esa “manía” ha desaparecido un poco… clavau, uno abre el google y pone “nombres de bebés” y te aparecen mil páginas con los nombres más diversos!
Ta, eso te puede jugar en contra también, porque al haber muchísima variedad, usté se puede marear y terminar en la misma: “naaa, un millón de nombres, dejate de joder, ponele como su papá… Alejandro”. Cueck!. Luis Alberto pa aparentar y el Aparicio digo yo que será en honor al caudillo blanco, me imagino; o quizá también sea a que cuando nació el muchachito, su bisabuela exclamó: “al fin aparício”, en clara alusión de que ya era hora que saliera el botija; porque al parecer fue vago hasta pa salir del vientre materno. Esa cualidad la mantiene hasta el día de hoy, porque de trabajar ni hablamos. Pero esas son historias, anécdotas del imaginario popular, que no se saben si son ciertas o verdaderas… lo de la bisabuela, lo que nunca laburó es totalmente cierto. Y hablando de nombres raros y esas cosas, a ver Usté que sabe tanto, dígame, ¿por qué el nombre de “Cabildo Abierto”?
Como que no es un nombre pa un partido político, no sé. Me suena más a tipo olla popular pa todo aquel que precise, en un espacio abierto, algo como: “sopa con caldo abierto en plaza matriz”, o algo así. Dijera la murga “Un título Viejo”: “Cabildo abierto me suena a que tenés la bragueta abierta… a ver, cerrá eso que se te sale el Manini” (sic. Maxi Tuala, Un Título Viejo 2020). Ah ta, eso sí, si hablamos de nombres, el Carnaval se lleva todos los premios sin dudas!
Desde nombres pintorescos y representativos de la idiosincrasia del País como “Falta y Resto”, en clara alusión al juego de naipes Truco; pasando por frases de antaño que marcaron una época, como por ejemplo “Araca la Cana” (Cuidado con la Cana o la Policía) o si lo prefiere más Uruguayo: “guarda que vienen los botones”!!.
Y después nos vamos a los extremos, con denominaciones del estilo: “Queso Magro”, soso, sin gracia, no así la murga en sí; o, justamente la antes mencionada “Un título viejo”, el cual no se sabe qué título será… alguna copa Bimbo de Nacional o algo de eso, bien viejitos!. Otro nombre de murga es “Nos obligan a salir”, qué se yo… nadie te obliga macho, vos salís porque querés… y aprovecha a salir ahora, porque don Lacalle Pop ta con ganas de suspender todo lo relativo a Carnaval, no se aguanta mucho la crítica dice. Lo va a agarrar el Dios Momo y le va a cantar al oído mientras duerme si llega a largar esa Ley de prohibición!!
Pero hablando de nombres, las cosas por su nombre, es de Ley también decir lo positivo, una vez que se encuentra algo de esa especie. En el coso ese de Ley de urgente no sé que cuanto más, al parecer va a haber algo parecido al asau del pepe, pero con chorizo. Los artículos de la Ley hablan de que las carnicerías de corte están habilitadas para realizar “chorizos artesanales” ejecutados mediante modo manual; lo que en farándula llamamos al popular chorizo casero.
El que sería un poco más barato que el chorizo de fábrica, de ahí al parecido con el popular asado antes mencionado; por ende tal embutido pasaría a llamarse: “El chorizo de Luis”. ¡Ayyy qué queré, si la dejan picando!
Y por acá la voy terminando mi Vieja, sino marcho preso, piénselo, póngale el nombre que guste y después me llama.
#Salú!!
Emilio “Pelado” Machado
@postedehumor
@MasqueColumna

Related posts

Leave a Comment