“Que calentura!!”

Más que Columna, apenas un simple Poste de Humor. 289. (Corona infectados en Rivera)

Es así Doña Eutanasia Calamidá!
De a 200kg voy comprando leña si, deje… se vino con todo Don Invierno eh!
Bueno, ta, no se me ponga moralista que si no vamos a
terminar mal, es cierto sí, no ha terminado el Otoño, pero ya ta saludando prontito pa
irse. Hay que tomar un “quirse” dijera el viejo Machado, que significa “que irse”. Y
hablando de tomarse los vientos, déjeme decirle que lo mejor que nos puede pasar en
estos momentos es que se haya terminado el mes de Mayo éste, que vino fulero y
terminó desastroso.
Ni me haga hablar, que con el banana del “Toto” ya me agarré
tremenda calentura, no me busque Vecina, que después suelto la lengua y no me para
nadie. Ta, qué le taba contando? Sí!
Más frío que pechito e bolso, con eso le digo
todo… naaa, es joda, no se me pongan sensibles!.
Ya tamos con la Gordita buscando de bolsitas de agua caliente pa encajarnos en las patas!
Es que hoy en día hay muchas variantes, usté sabrá bien! Digo, porque por su edad debe ser de tener esas
costumbres… ¿no?. Ahh, clavau, de la época del ladrillo envuelto, claro!
Ladrillito de los rojitos, no bloque, calentado en la hornalla de la popular y nunca bien ponderada
estufa a querosene, que te servía tanto como pa darte calor como pa ahuyentarte los
mosquitos y alguna que otra alimaña con su penetrante aroma y también pa hacerte
algún churrasco a la plancha o alguna pierinta de chorizo a punta de llama.
Completita era. Ante la inminente subida del precio del combustible, quedo en la nada, pero eran de
buenas!! Y ahí calentabas el elemento en cuestión pa después envolverlo en alguna tela
que se precie de tal y pa la cama, entre media hora y 45 minutos, antes de uno acostarse,
por supu, sino te achicharraba las patas! Pero cuando entrabas a la camita… que placer!
Calentita! Además era económica, claro está, por algo la llamaban la “estufita de los
pobres”, porque el combustible era barato en aquél entonces. Hoy en día quedaron en el
olvido, archivadas en el mejor de los recuerdos, al ladito del lluvero que funcionaba a
alcohol azul y al mechero pa la clase de química!. Taba lindo también el “pedo” que se
agarraba tratando de prender tales artefactos, porque era echar el líquido y arrimarle un
papelito con el fuego, pero demoraba, tonces uno ahí en cuclillas, la mitad se lo
aspiraba! Tas loco, salía más mareado que Ley de Urgente Consideración en el
Parlamento, vueltas y más vueltas, cuentos y más cuentos!.
La que te daba vuelta como una media, pariente del quemadero antes mencionado, era la estufa a super gas… ta,
esas siguen existiendo todavía sí, no sé cómo, porque uno abre la garrafa y le aprieta el
botón pa que largue el gas y tiene que esperar unos segundos pa encender el chispero,
pero esos segundos son mortales!! Te tas chupando todo el gas chinguenguencha!!
Toda una generación drogada por culpa de esas cuestiones técnicas tácticas de no encontrar
un modo más eficiente pa prender tales artefactos “calentativos” hogareños. Por eso, el
super gas lo dejamos de lado, más ahora que bajó la nafta a precios récords, pero
nuestro beneplácito Presidente, Lucho Lacalle Rock, subió todos los combustibles y la
yerba, que no tiene nada que ver pero es cierto. La que nos queda es a leña, como dije al
principio, pero no puedo calentar la cama a leña mi Vieja!! ¿Qué quiere que haga? ¿Que
le tire un palo quemado arriba del colchón? Prendo todo fuego! La otra que queda pa
calentar, tirándonos de chetos, es usar el calienta camas. Frazada dispuesta con unas
resistencias más enchufe que “funca” en base a la electricidad, impracticable hoy en día
ya que su Presidente Señora, el suyo, nos subió la Ute un 10% más otros recargos del
tipo $400 de “cobrador” (ni idea, nadie sabe), que hacen hoy en día que volvamos a
viejas costumbres como iluminarnos con velas y volver a las bolsitas de agua caliente
pa que no se nos enfríen las patas! El agua la calentamos en una caldera que ta en la
estufa a leña, obviamente. Pero lo que verdaderamente calienta y enerva la sangre, y acá
me pongo serio, es la actitud de algunos seres humanos, si es que así se los puede
llamar.
Éste mes que pasó, terminó en varias desgracias, que desnudan lo oscuro y poco
humano de tales seres. Varias muertes, por robos, por “encargues”, femicidios, racismo;
nos producen impotencia, amargura, desconcierto. Tanta violencia en las calles, en el
mundo, la verdad da miedo. Hay que tomar conciencia que a veces, vale más una caricia
que un golpe… Porque si vamos a violar el protocolo de saneamiento, que sea con un
abrazo y no con una patada. Por todos aquellos inocentes caídos… Amén.
#Salú!!

Emilio “Pelado” Machado
@postedehumor
@MasqueColumna

Related posts

Leave a Comment